Café y enfermedades hepáticas

Según diversos estudios, el café contiene unos componentes que disminuyen enfermedades hepáticas como la cirrosis en un 22%

cafe-y-enfermedades-hepaticas

Cuando el café es bueno y se toma en su justa medida, siempre nos aporta beneficios para la salud de los que, en muchas ocasiones, hemos hablado en Aromas de Café, ya sea a través de nuestras redes o de este mismo blog y hoy queremos hablar de otro tema que une salud y café, en concreto, las enfermedades hepáticas, ya que son diversos los estudios que ha demostrado una estrecha relación entre el mencionado tipo de enfermedad y la disminución de las mismas en personas que toman café de forma habitual.

Y, ¿a qué se debe esa reducción? A que el café tiene unos componentes que harían disminuir, entre otras enfermedades hepáticas, la cirrosis en un 22%. Una cifra a considerar si tenemos en cuenta el tipo de enfermedad que estamos hablando y que se consigue sin necesidad de fármacos ni grandes inversiones: sólo tomando café. ¿No es algo delicioso?

Por supuesto, se trata de una explicación muy sencilla, pero es lo que han demostrado diversos estudios, como el que recoge la Revista Consumer, realizado por Divisions of Research and Gastroenterology, Department of Medicine, Kaiser Permanent Medical Care Program, en Oakland (California). Un estudio en el que llamaban especialmente la atención, los datos positivos que obtenían las personas analizadas que tenían antecedentes familiares y que, a pesar de ello y gracias al consumo de café tenían muy bajos niveles de enzimas hepáticas.

Otro estudio, esta vez llevado a cabo durante 17 años y con 51.000 personas como muestra para dicha investigación en el Norwegian Institute of Public Health ha concluido que los que consumieron como mínimo dos tazas de café diarias presentaron un riesgo de muerte por cirrosis alcohólica un 40% menor que los que no tomaron café nunca.

Pero los datos positivos sobre la reducción de enfermedades hepáticas como la cirrosis no se queda sólo en esos. Otro estudio realizado por un equipo de investigadores de Duke-NUS Graduate Medical School de la Universidad Nacional de Singapur y que se recoge en la revista Muy Interesante, ha descubierto que el café puede reducir en un 66% el riesgo de muerte por cirrosis hepática.

En ese mismo estudio se analizaron otra serie de bebidas naturales, como el té verde, el negro y las bebidas de cola, por la cafeína que estas contienen, pero descubrieron que, a pesar del aspecto saludable que puedan tener estas bebidas, el resultado no es el mismo en el caso de consumir 2 tazas de café al día, que si hiciéramos lo mismo con los otros productos mencionados.

 Datos que son aún más interesantes si tenemos en cuenta que el 1,3% de las muertes que se producen en el mundo se deben a la cirrosis, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Sobre el autor

Noelia Jimenez